Tú, tan proclive a recorrer caminos místicos cristianos, patear centros sufís, templos budistas y ashrams indúes. Tú, tan devoto a coleccionar “experiencias” de toda gama de cursos, cursillos, conferencias y talleres…tú, ahora, te percatas, y no sin cierta desolación, que …

SABOREAR EL DON DE PERMANECER, por Rafael Redondo Barba Leer más »

Share