LOS TREINTA Y TRES NOMBRES DE DIOS por Marguerite Yourcenar

«Un día recibí en París un manuscrito de Marguerite Yourcenar llamado Les Trente-trois noms de Dieu. Eran brevísimos poemas, sin puntuación, a veces con una sola palabra en medio de la hoja. Los acompañaba una carta de la autora en la cual me decía que pensaba que sus poemas me gustarían, ya que eran breves como los míos, y que se proponía publicarlos en la revista N.R.F. de Gallimard. Me sugería que los tradujera al español. En el mismo instante, antes de haber terminado su lectura, ya me había puesto a traducirlos».

Silvia Baron Supervielle

. . . . . . .

1.

Mar de mañana

2.

Ruido de la fuente
en las rocas
sobre las lajas de piedra

3.

Viento del mar
la noche
en una isla

4.

Abeja

5.

Vuelo triangular de los cisnes

6.

Cordero recién nacido
carnero hermoso
oveja

7.

El suave morro de la vaca
el morro salvaje del toro

8.

El morro paciente del buey

9.

El fuego rojo en el hogar

10.

El camello cojo
que atravesó la gran ciudad atascada
camino a su muerte

11.

La hierba
el olor a hierba

12.

* * * *

13.

La buena tierra
la arena
y la ceniza

14.

La garza que esperó toda la noche,
casi helada,
y que al fin apacigua su hambre al alba

15.

El pequeño pez que agoniza
en la garganta de la garza

16.

La mano que se pone en contacto con las cosas

17.

La piel, por toda la superficie del cuerpo

18.

La mirada
y aquello que mira

19.

Las nueve puertas de la percepción

20.

El torso humano

21.

El sonido de una viola
o de una flauta indígena

22.

Un sorbo de bebida
fría
o caliente

23.

El pan

24.

Las flores
que brotan de la tierra
en primavera

25.

Tener sueño en una cama

26.

Un ciego que canta
y un niño enfermo

27.

Caballo que corre en libertad

28.

La mujer-de-los-perros

29.

Los camellos que se abrevan
con sus pequeños
en el arduo guad

30.

Sol naciente sobre un lago
aun helado a medias

31.

El silencioso relámpago
el rayo estrepitoso

32.

El silencio entre dos amigos

33.

La voz que viene del este,
entra por la oreja derecha
y enseña un canto

Traducción: Silvia Baron Supervielle

Fuente:

Los treinta y tres nombres de Dios. Marguerite Yourcenar

Comentarios Facebook
Share
LOS TREINTA Y TRES NOMBRES DE DIOS por Marguerite Yourcenar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.