EL ÚLTIMO GESTO, por Susana Benet

Que el último gesto fuera
sencillo y sosegado,
ofrenda de silencio,
ligero como niebla sobre el aire.

Que el último gesto fuera
alivio y abandono,
temblor de ala vencida,
el roce de una mano en la corriente.

Que poseyera
la mínima violencia con que un pétalo
marchito se desprende,
la gracia natural con que el felino,
al reposar, pliega sus patas.

Del libro “La durmiente”, editorial Pre-textos, Valencia, 2013

 

Comentarios Facebook
Share
Un comentario en “EL ÚLTIMO GESTO, por Susana Benet
  1. Daniel dice:

    Fantástico poema. Se nota la mano de Susana Benet, le ha dotado de haimi.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.