NAVIDAD 2015: EL NIÑO ES TU REALIDAD, por Celso Navarro Medina

Joaquin y sus 9 meses

Texto Meditativo:
“¿De dónde vino mi vida?
¿Dónde irá?
Junto a las ventanas de mi tosca choza
busco mi corazón en silencio profundo.
Aunque busco y busco,
no encuentro dónde empezó todo,
¿cómo voy a encontrar su final?
Ni el momento presente se puede captar;
todo cambia, todo es vacío:
este yo solo existe por un momento en esa vacuidad.
¿Cómo decir si algo es o no es?
Es mejor quedarse con esos pensamientos pequeños,
dejar que las cosas sigan su curso sencillamente
y así, ser natural y tranquilo”.
(DAIGU RYOKAN (1758-1831)

“… en silencio profundo”

Queridos amigos y amigas del Camino, en unos días celebraremos la Navidad, quisiera invitarles a leer los textos de los Evangelios de la Navidad que contienen declaraciones relevantes. Si los lees y meditas con ellos, verás que las imágenes de la Navidad te conducen a la auténtica realidad de tu vida; imágenes simbólicas como el pesebre, la cueva, el niño, María, los Pastores, los Magos, las estrellas, los Ángeles… son imágenes-símbolos que irrumpen en tu vida una realidad distinta, divina.
Toma los textos con sus símbolos como ventanas a través de las cuales puedes contemplar el Misterio de tu vida. Imágenes que representan el Misterio de la Navidad, imágenes que desbordan el entendimiento, y afectan al corazón, llegando hasta los estratos de nuestro inconsciente
Que en tu Zazen, que en tu práctica cotidiana, te sientas tocado en tu anhelo más profundo. Porque la Navidad expresa nuestro Anhelo, el anhelo de un comienzo nuevo y definitivo. Porque la Navidad es tiempo de recibir una cualidad siempre nueva: El amor tierno de un recién nacido. No estás atado a tu pasado, a las heridas de tu historia personal, a los viejos modelos que recibiste de tus antepasados y que una y otra vez te impiden vivir.

El “Niño” es tu Realidad, te libera de la obligación de definirte desde tu pasado. No importa cuál sea tu historia personal ni qué pueda ser lo que te agobie: puedes dejarlo y comenzar de nuevo, pues el “niño de la Navidad” empieza de nuevo contigo.

Escrito en Moya (Gran Canaria) esperando el Solsticio de Invierno año 2015.

Celso Navarro Medina

Fuente: Asociación Maestro Eckhart

Comentarios Facebook
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.