CLAVES PARA LA PRÁCTICA MEDITATIVA, por Ajahn Chah

Zemanta Related Posts Thumbnail

La esencia de su mensaje siempre fue muy simple: ser consciente, no apegarse a nada, dejar todo y rendirse a la manera natural de como las cosas son.

  • No se medita para obtener algo; la meditación se practica para quitarse cosas de encima. Medita con desprendimiento, no con deseo. Procura que tu práctica te ayude a dejar ir, no a incrementar tus apegos.
  • Te recomiendo que, cuando termines tu sesión, no pienses que dejaste de meditar. Solo di que cambiaste de postura.
  • La mente no es como el cuerpo que tienes que moverlo para ejercitarlo. La mente se ejercita aquietándola.
  • Quedarse atrapado en la serenidad que produce la meditación, es peor que atascarse en el pantano de la inquietud. Porque de la cárcel de la confusión todos queremos escapar; en cambio, la calma de la tranquilidad interior puede producir un terrible apego.
  • La paz que ha de hallarse dentro de uno se encuentra en el mismo lugar en el que se ubican la agitación y el sufrimiento. No ha de hallarse en el bosque ni en la cima de la colina, ni es otorgada por un maestro. Donde usted experimenta sufrimiento puede encontrar la emancipación del sufrimiento. En realidad, tratar de escapar del sufrimiento es, de hecho, correr hacia él.

Cortesía de Enrique Martínez Lozano

Comentarios Facebook
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.