LA BELLEZA SIMPLEMENTE ES, por Rafael Redondo Barba

Zemanta Related Posts Thumbnail

“Estas buscando una experiencia: Dios, la Belleza…esto significa que ves lo que estás buscando como un objeto. En ese caso: explora simplemente quién ve. Cuando explores realmente, comprenderás que buscas a quien ve. Es el camino más directo, si es que se puede hablar de camino.
Ten claro que lo que estás buscando nunca puede ser un objeto, porque tú eres lo que estás buscando, así que no podrás verlo ni comprenderlo nunca: solo podrás serlo. Serlo significa que no hay una interpretación, una idea acerca de ello. Estarás libre de conceptos. Cuando la mente llega a esta situación, se aquieta. Hay una suspensión. Todas las ideas sobre ti, todos tus atributos deben suspenderse. Entonces te encontrarás en una suerte de desprendimiento. Tú eres ese desprendimiento, esa presencia libre de atributos. De manera que sé eso, completamente en sintonía con ello.”
Jean Klein

La belleza simplemente es; no se inventa, menos aún se aprende, no es una asignatura. Y en el ser humano, la belleza se da sin intención, simplemente, se es. Nadie, por muy erudito y documentado que fuere, o por muy instalado que se hallara en la más prestigiosa cátedra universitaria, podrá transmitir la belleza, ya que esta no se cede; en el mejor de los casos, y no siempre, se contagia. Pero nadie jamás podrá contagiar la belleza sin que previamente se haya experimentado a sí mismo en el silencio de su más profundo seno. La belleza no es exterior sino que –y en el mejor de los casos- se exterioriza cuando no se pretende hacerlo. Sus raíces no emergen de las cosas, ni en el rotar del pensamiento ni de los más sugestivos sentimientos, ni es fruto de las más atractivas ideas. Su residencia se halla instalada bastante más allá. En tal sentido, puedo decir y repetir que durante cuarenta años de docencia universitaria, a excepción de un sabio bedel de nombre Leonardo Sarasketa, jamás hallé dentro de los muros universitarios un solo maestro de la vida que suscitara la lucidez de la belleza.

La belleza trasciende el gusto del más acreditado crítico de arte, que tan sólo sabe hablar desde el baúl de los conocimientos acumulados en criterios aprendidos. He conocido a grandes profesores, caballeros de gesto muy pulido y refinado, sí, de mente ingeniosa y porte cultivado, muy capaces de comunicar cultura pero no así de contagiarla, virtud reservada al sabio, que sabe deambular humilde y silencioso por territorios incultivables.

La belleza, está libre de todo pre-juicio; en eso se parece al amor. Habita más allá del juguete del pensamiento o del capricho pasional de las escuelas de arte, porque la belleza es nuestra innombrable esencia y ninguna mente podrá medirla, ni palabra alguna formularla o con imágenes imaginarla: La belleza, simplemente, se es.

En el territorio de la experiencia poética, hay espacios sin espacio y lugares fuera de todo lugar donde podemos decir que surge el Verbo virgen de todo presupuesto. Esa es la razón de que la poesía verdadera brote al margen del poeta; ella siempre será una recién nacida de la nada, en el alba del Vacío. Misión del poeta será el construir sus estrofas sin alejarse de esa Aurora que le habita. Por eso, exclama Zambrano, “el poeta no teme a la nada”. Y como pisa tierra, sabe alzarse al aire. Mejor decirlo en un soneto

SOLEDADES

Me refugio, etéreo Dios del viento,
en el aire que alientas con tu aliento.
Hoy me alzo desde del barro al aleteo
de tu brisa vacante. Y te presiento…

Te presiento en la sed y hambre de lumbre,
temblando ante el temor de no ser nadie,
(constructor de sonetos que hoy te implora:
Dime ya, ¿dónde estás? ¿En dónde moras?)

“Mi albergue está en las simas de estas rimas,
donde truenan los vientos de la Nada,
donde braman los truenos del Silencio.

Yo moro en tus destierros cuando escribes,
me abismo en tus abismos cuando callas,
y te amo en la intemperie, donde te hallas”.

Fuente: Facebook-Rafael Redondo Barba.

 

Comentarios Facebook
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.