EL ARTE DE DETENERNOS, por Thich Nhat Hanh

espejo

Meditar no consiste en evitar los problemas o huir de las dificultades; no se practica como una vía de escape, sino para ser lo suficientemente fuertes como para afrontar los problemas con eficacia. Para ello debemos estar serenos, frescos y firmes. De ahí que necesitemos practicar el arte de detenernos. Cuando aprendamos a hacerlo nos volveremos más serenos, nuestra mente se volverá más clara, como el agua que adquiere una gran transparencia al asentarse las partículas de barro en el fondo. Si nos sentamos en silencio, simplemente inspirando y espirando, desarrollaremos fortaleza interior, concentración y claridad. Así que siéntate como una montaña, ningún viento conseguirá derribarla. Si eres capaz de sentarte durante media hora, disfruta de esa media hora, si sólo puedes hacerlo durante algunos minutos, disfruta de esos minutos. En cualquier caso te resultará provechoso.

Thich Nhat Hanh
Del libro Sintiendo la paz

Comentarios Facebook
Share
EL ARTE DE DETENERNOS, por Thich Nhat Hanh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.