TALLER DE VERANO CON ENRIQUE MARTÍNEZ LOZANO, por Grego.es

Zemanta Related Posts Thumbnail

Este pasado mes de julio he participado junto con mi mujer en un taller de 6 días dirigido por Enrique Martínez Lozano, celebrado en la ciudad de Teruel.

Enrique es psicólogo, sociólogo y teólogo, y lleva bastante tiempo organizando estos talleres dedicados a armonizar la psicología y la espiritualidad, mediante la práctica de la atención al momento presente, el silencio y la sencilla vivencia de ser.

El taller giraba en torno a tres palabras esenciales en el camino interior: Acogerse, Atender y Estar-Ser.

– Acogerse tiene que ver con el amor, la compasión y la bondad.
– Atender se relaciona con la presencia, la quietud y la verdad.
– Estar-Ser nos habla de la identidad, la consciencia y belleza.

El día comenzaba con una sesión de chikung de 45 minutos dirigida por Ana Mª de las Heras.
Los ejercicios eran muy suaves, tratando al cuerpo con mucha amabilidad y delicadeza, sin dureza ni rigidez.
Ana Mª insistía mucho en la expresión de sonrisa, una sonrisa que llega hasta el corazón.

Tras el desayuno, Enrique daba algunas pistas para el trabajo personal y se hacía una meditación de 1/2 hora.
Enrique se expresa con mucha lucidez, claridad y sinceridad, con exposiciones muy pedagógicas y profundas.

A continuación se tenían unos 15 minutos de meditación caminando, una especie de kinhin libre. Esta práctica era una continuación de la atención a nuestra presencia desde el movimiento.

Seguidamente Enrique solía dirigir una práctica de corte más psicológico para acoger aspectos de nuestra personalidad: nuestro niño interior, nuestra sombra, las manipulaciones de nuestro ego, etc.

La tarde comenzaba nuevamente con chikung y continuaba con más prácticas de meditación, paseo meditativo y prácticas de integración psico-espiritual, junto con las breves y lúcidas charlas de Enrique.
Distintas herramientas cuyo sustrato básico es el mismo: la pura conciencia de ser.

Tras la cena, se cerraba el día con una sesión breve de Ana Mª que incluía una danza sencilla, algún texto inspirador y un canto.

Me pareció un taller muy completo e integrador, en el que se presenta una amplia batería de prácticas que nos pueden servir para el día a día.
Ana María aporta una dimensión de suavidad, sencillez y feminidad, que armoniza a la perfección con la presencia de Enrique.
Participamos unas 30 personas, la mayoría de origen cristiano, aunque el taller está totalmente abierto a cualquier tradición religiosa. De hecho, en la celebración del último día, como un signo de apertura y comunión, se leyeron textos de distintas tradiciones espirituales.

Mi experiencia en el taller giró en torno a estas vivencias:
– La meditación como descanso en la atención, sin autoexigencias ni tener que rendir cuentas, como juego del Ser en nosotros.
– Descansar en el Ser, en la pura conciencia de ser.
– Meditar en grupo es un regalo que agradecemos con nuestra presencia serena.
– Sonrisa del corazón: el chikung hace que mi corazón sonría, salud de cuerpo y espíritu.
– Amabilidad con nuestro cuerpo: cuidarlo, mimarlo, ser su amigo, escucharlo y sentirlo, ¡qué duros y exigentes somos muchas veces con nosotros mismos!
– Comer con serenidad, atención a la respiración.
– La respiración como expresión del Ser, de la Vida, que se manifiesta y se expresa en nosotros, aún sin ser conscientes. Conectar con la respiración es conectar con el Ser.

Como fruto de un trabajo personal tuve presente esta canto de confianza, adaptado del salmista:

Mi alma ya nada reclama,
mi alma ya nada desea,
como un niño amamantado,
acogido en el regazo a los brazos de su madre.

Para más información podéis visitar la web de Enrique:

www.enriquemartinezlozano.com

Grego.es

 

Comentarios Facebook
Share
Un comentario en “TALLER DE VERANO CON ENRIQUE MARTÍNEZ LOZANO, por Grego.es
  1. Entrañable resumen, Grego. La vida, como dijo el otro día Celso, esgtá para gozarla. En la dicha y en el dolor. El hecho de vivirla, conn conciencia, con presencia del ser divino que ya somos, es el GOZO en sí. Y como estoy lanzao, te acabo con una frase de Rumí que tanto me gusta "antes de que hubiera vid y racimos estábamos embuagados del vino de la inmortalidad"…… ¡ Me llama Ruth, diciéndome que ha "roto aguas", alleluhaj. Que mayor gozo que una nueva manifestación del Amado.

    Salú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.