ETIMOLOGÍAS, por Grego.es

happy couple

 

Gracias a una conferencia de Halil Bárcena, especialista en mística sufí, he descubierto la etimología de un par de bellas palabras.

La primera de ellas es recordar, del latin “recordari”: re – de nuevo / cordis – corazón.
O sea, que recordar viene a significar “volver a pasar por el corazón”, “volver a traer al corazón”.
El corazón, como centro de la persona, guarda el tesoro de todo lo vivido y puede traerlo a la memoria para verlo de nuevo.
A su vez, memoria viene de la raíz indoeuropea (s)mer que a través del griego devino en “mártir” (martyros), que significa testigo, que da testimonio.
La memoria como testigo de los hechos vividos que pasamos por el corazón. Es sugerente.
Relacionado con esto, Lao Tsé dice: “El agradecimiento es la memoria del corazón”.

La otra palabra es plegaria, que viene del latín “precarius”: precario, pobre, provisional, obtenido a base de ruegos y súplicas.
Por tanto, la plegaria es propia del precario, o sea, del pobre, sin recursos, que necesita ayuda, como el publicano del evangelio.
De una persona satisfecha, que nada en la abundancia, es difícil que surja alguna plegaria. Simplemente no la necesita.

Webgrafia:

http://etimologias.dechile.net/

Comentarios Facebook
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.