QUE CAIGAN LOS MUROS, por Sabine Lichtenfels

“Donde hay dolor, surja curación,
Donde hubo rabia, surja una fuerza transformadora,
Donde hubo miedo, crezca protección y confianza,
Donde había enemistad, comience el gran despertar del interés mutuo,
Donde hubo opresión, llegue la gran libertad,
Donde tubo lugar separación entre pueblos, la participación e interés por este planeta lleve a una visión común responsable.
Estamos aquí para recordar que:
Si queremos que el planeta sobreviva, han de caer todos los muros de separación,
Muros entre pueblos, entre Israel y Palestina,
Europa y África, entre el llamado primer mundo y el tercer mundo,
Y asimismo los muros que hemos levantado en nuestro interior,
Muros entre sexos, entre los seres humanos y todo lo creado.
Estamos aquí para recordar la belleza y verdad originales de la vida.
Toda vida tiene derecho a la libertad y al desarrollo,
Derecho al amor, a la verdad y a la confianza.
Pongamos ejemplos de superación de la violencia, estemos donde estemos,
Defendamos la vida y el amor de manera que el miedo pueda desaparecer de la tierra,
Formemos un círculo de fuerza para la protección de toda criatura.”

Sabine Lichtenfels

Sabine Lichtenfels es una activista por la paz y una de las más fascinantes maestras espirituales de nuestra era. De una manera singular une las acciones políticas con el conocimiento femenino de la paz.

En el 2005 Sabine Lichtenfels realizó una meditación en Israel-­Palestina, cerca de la pequeña aldea de Baqqa al Garbye, enfrente del muro divisor. En el 2006 reunió a un grupo de personas enfrente del monumento al Holocausto en Berlín, Alemania. En el 2007 volvió a Israel-­Palestina y realizó una vigilia en Belén. Más de 120 trabajadores de paz internacionales se unieron a este evento en Belén, y cerca de 70 grupos más participaron al realizar otras acciones alrededor del mundo.

Fuente: http://wwwhojasdehierba.blogspot.com.es/

Comentarios Facebook
Share
Un comentario en “QUE CAIGAN LOS MUROS, por Sabine Lichtenfels
  1. Toñi Sánchez Verdejo dice:

    Así sea, amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.