UNO, UNO, UNO, por Rumí

Good Morning!
Creative Commons License photo credit: Frank Wuestefeld

Las lámparas son diferentes;
no obstante, la Luz es la misma.
Cuántos focos deslumbrantes
en el puesto moribundo de las lámparas del intelecto;
olvídate de ellos.
Concéntrate en la esencia,
concéntrate en la luz.

Pura y alegre, deshaciéndose lentamente
de su propio fuego sagrado
la Luz apunta hacia ti de todas las cosas,
de todas las personas,
de todos los cambios posibles de bueno, malo,
pensamiento, pasión.
Las lámparas son diferentes;
no obstante, la luz es la misma.

Una sustancia, una energía,
una luz, una mente luminosa
emanando de todas las cosas eternamente.
Un diamante ardiente y cambiante
uno, uno, uno.
Detente, ábrete, entrégate
al amado silencio ciego.
Quédate ahí hasta que veas
que estás contemplando la Luz
con sus ojos infinitos.

Rumi
Divan-e Shams-e Tabriz-i

Fuente: http://blogvict.blogspot.com/2011/09/uno-uno-uno.html

Comentarios Facebook
Share
UNO, UNO, UNO, por Rumí

1 comentario en «UNO, UNO, UNO, por Rumí»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.