DESCUBRA SU OBRA MAESTRA, por George Dewolfe

9788479028268

Una forma de ver la fotografía con la que me siento bastante identificado. Bueno, quizás lo del concepto de obra maestra suene demasiado pretencioso.

“Una obra maestra procede de algún lugar profundo y es el resultado de años de búsqueda y práctica en la fotografía. Cuando salgo a fotografiar siempre intento crear una obra maestra.
Busco constantemente imágenes que reflejen mis sentimientos sobre el mundo. La mayor parte del tiempo busco los misterios inherentes a la realidad que se muestra ante mí. El tema del misterio en una imagen es otra discusión interesante, quizás tema para otro libro (y el tema principal de mis Talleres de Fotografía Contemplativa), pero basta con decir que los misterios son, en realidad, lo único que busco. Se trata más de sentir que de ver, y todo ello proviene de la intuición y la experiencia.

Cuando estoy fotografiando intento poner en práctica un estado de plena consciencia. Se trata de una habilidad ancestral que permite estar presente, aquí y ahora, en el momento y lugar en que será la imagen. Permite que mi mente esté calmada y mi conciencia se halle abierta y vacía ante cualquier estímulo. Esta práctica me ayuda a ver las cosas plenamente, tanto las que vemos como las que sentimos: los misterios. Creo que si puedo ver y sentir la imagen al mismo tiempo, la probabilidad de que haya algo realmente bueno es elevada, en cuyo caso debería hacer una fotografía. En el momento en que miro a través del visor sé si la imagen es una obra maestra o no. Es tan sencillo como eso. Una obra maestra no es algo que se pueda crear en Photoshop a no ser que uno sea un compositor y un fotógrafo de montaje. Una obra maestra es fundamentalmente un acto simple de responder con autenticidad al mundo en un momento temporal concreto. Sólo manipulo mis imágenes en Lightroom y Photoshop para transformar lo que la cámara capturó en lo que yo realmente vi y sentí. ¿Quién decide si una fotografía es una obra maestra o no? El fotógrafo que hizo la foto. No preste atención a las críticas, ni siquiera para ignorarlas.

El flujo de trabajo que presento en este libro trata sobre la manipulación de una imagen en blanco y negro para obtener presencia, una de las mayores cualidades de una obra maestra. Trata sobre aprender a ver las cualidades que pueden crear presencia y mejorarla. Trata sobre hacer algo grande y bello y es mi forma de expresar con autenticidad lo que siento sobre el mundo…

Si encuentras algo,
estaba allí desde el principio.
Si pierdes algo
está escondido cerca.
Ryokan, anciano maestro Zen”

Tomado del libro “La fotografía digital en blanco y negro”, de George Dewolfe

Comentarios Facebook
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.