EDUCAR, EL ARTE DE HACER DANZAR LA VIDA EN EL CORAZÓN, por José María Toro

EDUCAR, EL ARTE DE HACER DANZAR LA VIDA EN EL CORAZÓN, por José María Toro

Ballet y Orquesta del Teatro Stanislavki

 

 

 

 

Danza, todo danza. El movimiento de la vida es un baile sagrado donde cada paso es único y singular y cuyo escenario por excelencia es el corazón. No hay danza sin bailarines y no hay baile sin alegría de vivir. Danzar es permitir que la emoción se mueva y que la energía se estremezca construyendo siluetas y formas que se deshacen tan pronto como son trazadas.

La danza es el cuadro que se dibuja en el lienzo del espacio con los pinceles de los brazos, de las piernas y de los dedos. La danza es una escultura modelada a base de miradas, caricias y sonrisas esculpidas con el cincel de la música.
La danza es la escultura que modela la carne humana dinamizada por el espíritu que la habita, es arquitectura en movimiento, edificios que se desplazan para encontrarse y generan paisajes de belleza. La danza es la música que se escucha por los ojos, movimiento habitado, presencia consciente, presente absoluto, regalo para quien la ejecuta y para quien la contempla.

Danzar es mover la energía, movernos, rejuvenecernos, recrearnos y sanarnos. La danza es curativa en cuanto es una invitación a fluir, a dejarnos llevar y nos aligera de los pesados fardos que nos abruman.
Es preciso recuperar la danza como ritual cotidiano, como movimiento doméstico y como fiesta ordinaria.

En las casas y en las escuelas se baila poco. Es otro modo de decir que son espacios faltos de vida y alegría y en los que la rutina minó el espíritu festivo.
No sólo se trata de incorporar la danza como una actividad más sino de entender que enseñar es hacer bailar las letras, los números, las ideas y las palabras en el corazón de un niño para que allí puedan ser acogidas como celebración y exaltación de la Vida que somos.
Educar es trazar coreografías de luz y de energía en el sagrado escenario del corazón humano, es hacer danzar los valores humanos que nos hacen divinos, es bailar con el otro, junto al otro y, sobre todo, hacia al interior de uno mismo.

Autor: José María Toro

Comentarios Facebook
Share
5 Comentarios en “EDUCAR, EL ARTE DE HACER DANZAR LA VIDA EN EL CORAZÓN, por José María Toro
  1. Cuando no sepas qué hacer, cuando el camino se desdibuje, cuando sientas que tu cuerpo pesa, que la vida te lleva, cuando la luz de tu mirada sólo hable de fustración, o cuando te encuentres en todo lo contrario, sencillamente, elevaté y danza, deja que todas laspartículas de tu ser dancen, se armonicen, que los cinco elementos se activen con plena consciencia y derecho, y danza, danza, danza..

  2. Qué decir? gracias, MUCHAS gracias! y aplausos por saber decir lo que dices… y cómo lo dices! He sentido que danzaba mientras te leía. Mi abrazo desde Argentina.

  3. Maria Carmona dice:

    BRAVOOOOOO!!!!!

  4. Soledad gaarcía Holgado dice:

    Las palabras de J.Mª Toro brotan de su corazón y ,sólo depende de la persona que las recibe, el que estas puedan arraigar en su corazón.
    J.Mª es el maestro de “la lengua con corazón . Es un lujo poder
    participar en sus encuentros del “Descanser”, os los recomiendo.

  5. Ares dice:

    Sin duda, sutiles palabras que hablan al Alma. Muchas gracias!
    Esta frase me ha cautivado:

    “Enseñar es hacer bailar las letras, los números, las ideas y las palabras en el corazón de un niño para que allí puedan ser acogidas como celebración y exaltación de la Vida que somos.”

    🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.