FIN DEL CAMINO, por Grego.es

 

fin del camino…
¡qué rojas las amapolas
del cementerio!

Del mar surgen las olas… se encrespan, resplandecen, se muestran con fuerza, hasta que poco a poco van descendiendo, reduciéndose, perdiendo intensidad… hasta fundirse con el mar de nuevo.
Así es la vida.
Del mar surgimos y al mar volvemos. Somos agua que surge del agua. Un tiempo de vida breve pero intenso, para más adelante quizás surgir de nuevo o estar en ese océano inmenso que es la existencia.

Comentarios Facebook
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.