LA LIBERTAD DE NO SABER por Matilde de Torres Villagrá

Toda la vida buscando verdades que me den seguridad, persiguiendo certezas, defendiendo ideas que me afirmen, esgrimiendo razones que me protejan del error del otro… defendiéndome de la eterna amenaza de lo inexplicable que acecha por todas partes.

Toda la vida construyendo no sé qué donde apoyarme, buscando un puerto seguro al resguardo de las tempestades, donde instalarme en la ilusión de tener algo estable, sólido, definido, invariable… acosada por lo frágil, perseguida por la amenaza de lo cambiante, de lo inestable.

Toda la vida buscando explicaciones, queriendo marcar límites, contando las estrellas, clasificando átomos, escondiéndome de todo lo que no pueda nombrar, medir, contar, atrapar, mientras la vida se me escurre entre los dedos como el agua que intento agarrar con las manos.

Hasta que un día por fin me abro al Misterio y me atrevo a decir “No sé” y acojo la incertidumbre de la mente controladora y ya no tengo la necesidad de proteger nada, de perseguir nada, de defender nada…y entonces… entonces surgen espacios, puedo abrirme a la posibilidad impensada y el Misterio me regala comprensiones que no necesito defender y por primera vez descanso… descanso en la incertidumbre y siento el infinito disponible en la inmensa libertad de no saber.

Fuente: matilde.detorresvillagra.com

 

Share

Comentarios

Publicado en Blog, Reflexiones