YO SOY, por Rafael Redondo Barba

3188263072_5297a905c5_n

En este amanecer, lo primero que advertí fue esa constatación: “Soy”. ” Yo soy” -me dije-, “yo soy…” Desde esa constatación, liberado de la ilusión del falso yo, abrazo, desprendido, a todo el Universo.

Ser un sujeto, sin predicado o sustantivo alguno que algo pueda complementar o añadir a esa certeza: “Soy”.

Y en esa experiencia fluyo al permitirme seguir siendo lo que soy, escuchando más allá, y más acá, de lo más hondo de mi fondo:

Yo soy tu yo,
tu-yo:
tuyo.
Soy una forma de ser de tu ser.
Y de serte.

Me palpo el cuerpo, siento la garantía de que sigo vivo; he nacido. Y re-nacido…(Vaya, hoy el lenguaje colabora).

E intuyo que el mismo ser que veo me está viendo. Mirar a través de los ojos del Ser, en su Unidad. Eso ocurre -¡qué curioso!- al mismo instante de haber des-aparecido del nivel superficial de la existencia, del lado cortical del escenario. Ocurre que la vida está en otra parte.

¿Quién, que acaso sea más yo que yo mismo, es causa, y testigo, de este impulso que me impele a no parar de ser?

Fuente: Rafael Redondo Barba. Aromas del zen. Editorial Desclée De Brouwer, 2007.

Comentarios

Publicado en Blog, Contemplación