DIOS NO ES UN OBJETO, por Grego.es

Zemanta Related Posts Thumbnail

“Dios no es un objeto para ser visto, Él es el Sujeto.
Él no puede ser visto; Él es El Que Ve. Encuentra a Este Que Ve.”
Ramana Maharshi

Esta frase es la que culminó la realización de Papaji, discípulo de Maharshi.

Creo que el principal obstáculo en el camino interior es el continuo empeño de nuestro yo en alcanzar algo, en ponernos nosotros por delante como protagonistas de lo que hacemos.
Es necesaria la búsqueda y el buscador, pero hay un momento en que te das cuenta de que el principal obstáculo es el yo que busca y el deseo de realización del buscador.
Siempre estamos diciendo: “yo intento esto, yo practico lo otro, yo medito, yo rezo, yo me dejo fluir, yo ya sé…” Siempre empezamos por el yo. Este es el principal impedimento.
Por el contrario, todos los sabios y místicos han dado siempre el protagonismo al Absoluto, al Amado. Sus poemas y escritos siempre empiezan nombrando a Dios, al Ser. Humildad completa, entrega total.

Por ejemplo, la oración de Francisco de Asís comienza diciendo: “Señor, haz de mi un instrumento de tu paz”, dando el primer lugar a quien le corresponde, a la Vida.
Después dice: “haz de mi”. No dice: voy yo a intentar tal o cual cosa, sino que dejo que Dios haga en mi. De nuevo el protagonismo es de Dios.
“Haz de mi” es dejar actuar a Dios en mi, como dijo María: “Hágase en mi según tu palabra”. Dejar que el Pintor pinte nuestro lienzo y para ello debe estar en blanco. Blanca como una pantalla de cine en la que la Vida proyecta su película, no tu película, sino la de la Vida.
Y luego dice la oración: “instrumento de tu paz”: no una obra mía, sino de Él. No mi paz, sino su paz.
Ser instrumento es transparentar al Ser que nos habita.
Se trata de ir poco a poco desapareciendo en el Ser que es nuestra verdadera esencia.
Ir diluyendo nuestro yo en ese océano de la Presencia que nos habita, como cae una gota en el mar, que decía Teresa de Jesús.
Al final, se trata de “DesapareSer”.

Grego.es

Share

Comentarios

Publicado en Blog, Reflexiones