A TODO QUE SÍ, por Grego.es

 

Cuando trabajaba de Secretario en un Ayuntamiento pequeño de Huelva, los Plenos de la Corporación municipal se celebraban por la tarde, lo que me obligaba a quedarme a comer en el pueblo y regresar a Sevilla por la noche.
A veces mis compañeros organizaban una comida en el campo en la cual degustábamos un buen tostón (medio pan grande tostado) acompañado de sardinas y filetes, y bien regado con cerveza y mosto del pueblo. Con veintitantos años yo aguantaba bien este atracón aunque por la tarde tuviera que asistir al Pleno con cierto sopor.
Recuerdo que los policías municipales me decían: “Gregorio, esta tarde en el Pleno, a tó que sí” (y nos reíamos a carcajadas), dando a entender que en mi estado sólo podría asentir a los asuntos que se trataran.

Joan Garriga, psicoterapeuta Gestalt y de Constelaciones familiares, comenta que ha resumido gran parte de su terapia en una sílaba: “Sí”, contraseña que abre las puertas de la realización personal. “Sí a la vida, tal como es. A nosotros, tal como somos. A los demás, tal como son. A nuestros padres, tal como son y tal como fueron, vehículos providenciales de nuestra existencia y mucho más.“

María de Nazaret, la madre de Jesús, cuando recibió la visita del ángel Gabriel para anunciarle la concepción de su hijo, asumió la propuesta y el reto a pesar de no saber cómo se iba a desarrollar.
María dió un sí de aceptación plena con una confianza total en la vida tal como se presentaba.
Este sí de consentimiento suponía un salto al vacío, una entrega confiada a la voluntad del Padre.

Estos variados “sí” nos hacen ver la importancia de la aceptación en nuestro proceso de maduración.
Una aceptación que puede generar inseguridad e incertidumbre, que puede tumbar nuestros planteamientos habituales.
La mayor parte de nuestros problemas tienen que ver con la negación o rechazo de muchos aspectos de nuestra vida. Normalmente aquello que rechazamos nos persigue (por los más variados caminos o síntomas) hasta que lo aceptamos o asumimos.
Consume mucha energía declarar una guerra en el interior de uno mismo, una lucha sin sentido.
Como dice Thich Nhat Hanh: “No conviertas tu mente en un campo de batalla. No mantengas ahí un campo de guerra; pues todos tus pensamientos -alegría, tristeza, envidia, odio – son parte de ti mismo.”

Grego.es

Comentarios

Publicado en Blog, Reflexiones
2 Comentarios en “A TODO QUE SÍ, por Grego.es
  1. Manuel dice:

    Gregorio, lo que me salta de momento decir de esta historia es el presente que estamos viviendo con la política … La sociedad española a dicho…a to que Si…y el gobierno…a to que No…

  2. Pedro dice:

    Bonita reflexión Grego. Por supuesto, sí. A la vida, a la confianza en los demás… Aunque parezca una contradicción, mientras mas abiertas estén las puertas y ventanas de nuestra casa menos visitas extrañas y más gozo tenemos.

    Salú